#navbar-iframe { height:0px; visibility:hidden; display:none; }

sábado, 20 de diciembre de 2008

Desde la tierra de los poetas...

Pedro Mir es letra y poesía. Pedro Mir, es arte... en toda su expresión. Su obra, una colección obligatoria.

De su obra: El Lapicida de los Ojos Morados:

"Un transeúnte que atravesaba el calcinante mediodía de un día cualquiera del último verano, quedó sorprendido al descubrir, tirado en la calle, de cara al sol y con los ojos abiertos, a un colegial de unos 15 años de edad. En verdad, la cosa no era como para sobresaltar a nadie. Un muchacho en el suelo, como una pluma en el aire es cosa que a nadie le quita el sueño. Pues, si hay algo reconfortante en este mundo es ver rodar a un muchacho por esa pendiente que desde la cumbre del mediodía, desciende suavemente hacia la tarde para verlo caer al fin. Rendido de cansancio, en los brazos de la noche. Por eso el transeúnte pudo relojear desdeñosamente en toda dirección sin mayor interés en fijar la mirada, hasta descubrir súbitamente que el muchacho nadaba en un charco de sangre. Se lanzó a prestarle socorro, sólo para descubrir una cosa peor: que ya era cadáver. Y que se trataba, no de un percance vulgar y callejero, sino de algo todavía mucho peor: de un horrendo crimen.

Por encima de todo lo que resultaba más crispante y aterrador es que ocurriera en nuestra época, en nuestro país. en plena calle y en pleno mediodía de un día cualquiera del último verano... Cundió la alarma. Corrió la gente. Las autoridades hicieron acto de presencia. El médico legista, tras cuidadoso examen, encontró debajo de la oreja una heridita, posiblemente producida por un arma muy sofisticada, quizás un bisturí. Pero el tal bisturí no apareció en ninguna parte. Tampoco se presentó ningún testigo ni pudo tenerse por tal a un chiquillo de unos ocho años de edad llamado PALOMO (porque así suelen llamar a cualquier chiquillo de su edad), probablemente condiscípulo de la víctima que contemplaba como ido el desenvolvimiento de las cosas y hacía pensar que había presenciado el suceso.."

Seguir Leyendo...

Texto: Glendy Castro el 8 de Agosto del 2008 en su blog "...al olvido, invito yo"

No hay comentarios: